Páginas vistas en total

domingo, 6 de marzo de 2011

ALLÁ DONDE FUERES HAZ LO QUE VIERES

Historia no apta para menores.
Esto no es una historia más para no dormir que habla de vampiros buenos que no tienen sangre pero sí erecciones. Esto no es una historia inventada de lobos feroces que atacan a pequeñas jovencitas de sujetadores de encaje. No, esta es la historia de las depravaciones del presidente de la Federación Internacional de automovilismo (FIA), el famoso Max Mosley.

Muchos de vosotros conoceréis esta portada, del famoso tabloide “News of the World” que destapó una orgía en la que participaron Mosley, junto con cinco prostitutas, en Marzo de 2008. Al poco tiempo apareció un video en la red (aún sigue pero no lo adjunto  porque eso me obligaría a ver algo a lo que no estoy dispuesta) donde se veía claramente a Max divirtiéndose al evocar un campo de concentración nazi. Parece ser que a nuestro amigo no solo le gusta jugar cochecitos de carrera sino que los “azotitos” forman parte de su entretenimiento.
Hablando de juegos… ¿Qué tipo de juguetes tendría en la infancia el ex presidente de la Fórmula 1? Probablemente no unos muy diferentes a los que usa en sus reuniones de amiguitas hoy en día, puesto que su padre Sir Oswald Mosley fue el líder de la unión británica de fascistas. Sin embargo su mamita no se quedaba atrás ya que Diana Mitford era amiga íntima del mismísimo Adolf Hitler, tal era su amistad que el del bigote acudió como invitado de honor a su boda en Berlín.  No es de extrañar que Mosley junior naciese en prisión, por orden de Churchill debido a las “simpatías” de sus padres hacia el régimen nazi.
Toda historia me recuerda a una cosa que siempre me repetía mi madre cuando era pequeña e íbamos de visita: “Luz, pórtate bien y sé educada.”(Aunque sabía de sobra que lo haría) “¿Por qué?” La pregunté un día. “Porque los niños son el reflejo de los padres y si te portas mal es porque papá y yo no te hemos enseñado buenos modales”.

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Ya te lo dije ayer, me encanta el humor de tus artículos...muy buena la comparción vampiresca y tu conclusión final...a los Vaca-Pereira nos gusta tu forma de afronatr la vida.

    ResponderEliminar
  3. Todo un honor que a los Vaca-Pereira les haya gustado mi entrada =)

    ResponderEliminar
  4. Increiblemente bueno, te has superado respecto al anterior...
    Me parece imposible que exista gente que se divierta evocando un campo de concentración nazi...sinceramente repugnante.
    Y yo también opinio que lo mejor de todo es el humor que incluyes.
    Desde luego, tu artículo me ha hecho pensar acerca de cuanto influyen los padres en sus hijos.

    ResponderEliminar
  5. En la infancia seguramente recibiese influencias ideológicas fascistas, nazis, etc, pero ¿realmente es asunto público que en su vida privada utilice juguetes, recree campos de concentración, o lo que quiera que haga? En mi opinión no, parafilias hay de todos los colores. Con esta entrada lo que me planteo es, simplemente, que a esta persona le excitaba sexualmente una práctica comúnmente conocida como masoquismo. El único motivo de escándalo es que se trate de un personaje público.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que lo que se critica aquí es su afición por la ideología e imágenes nazis. Pero que le guste más el rollo sado-maso del cuero y los azotes, aunque no lo comparto, lo veo como cualquier otro gusto sexual. Si a él le gusta y no hace daño a nadie... Lo que pasa es que es una persona conocida y ya se sabe, que los famosos deben llevar una vida personal impecable.

    ResponderEliminar